QUIÉN SOY

Hola. Mi nombre es Aitor.

47 años, padre, esposo, emprendedor, pequeño empresario, empleador, 25 años trabajando, 15 de ellos por cuenta propia.

¿Qué es La Gruta del Monje?


Es una web/ blog para aquellos emprendedores que no quieren morir en el intento, porque la realidad es que 9 de cada 10 pymes no llegan a los diez años de vida y esto pone los pelos de punta a cualquiera.

En la gruta del monje te cuento la realidad sobre tener una empresa. Si quieres intentar ser del 10% que sobreviven sígueme. Igual lo logramos. Aunque yo prefiero que en lugar de seguirme, me acompañes

¿Por qué he creado La Gruta del Monje?


Porque creo que la experiencia de estos años me ha llevado a ver con claridad muchos de los errores y aciertos que he cometido y que me han hecho superar grandes crisis en mis negocios y me ayudará, espero, a superar las venideras, que tarde o temprano, llegarán.

Soy protésico dental de profesión.

Regento un laboratorio y una clínica junto con una socia.

Empecé a trabajar nada más acabar de estudiar. Tenía 20 años. No se me ocurrió otra cosa que establecer un laboratorio por cuenta propia sin más experiencia laboral que la recibida en la formación. Duré un año.

Con 22 años me encontré con un negocio que tuve que cerrar, con las deudas adquiridas (por suerte no con los bancos sino con la familia),  y sin tener ni idea de trabajar por falta de experiencia.

No me quedó otra que buscar trabajo y apechugar con las deudas. Tuve que dejar familia, amigos, ciudad y marchar a trabajar fuera de mi hogar. Donde salió, a 300 kms de mi casa.

Empecé en un laboratorio de aprendiz, cobrando poco y con jornadas muchas veces de más de 10 y 12 horas.

Era eso o nada.

Al principio no trabajaba gratis pero casi. Estuve 8 años.

Allí me formé, por suerte me hice un buen profesional porque el jefe era muy bueno en nuestra profesión.

En esos años pude devolver mis deudas y respirar más tranquilo.

Me asocié con una compañera de trabajo y nos establecimos por nuestra cuenta. Para mí era la segunda vez. Para ella la primera. Acojonados pero ilusionados.

Gracias a mis padres nuevamente, y a mi novia, en otra ciudad distinta.

Otra vez a emigrar.

Yo tenía 31 años, novia formal (mi actual esposa), la cual, aunque con pena por la separación física, me apoyó incondicionalmente.

Las cosas fueron bien, lentas pero bien. En estos 15 años he tenido épocas en que llegamos a tener 12 empleados en el laboratorio porque en el año 2004 uno de los clientes era una franquicia dental que mandaba mucho trabajo.

Una locura en todos los sentidos.

La franquicia, un día de junio de 2009, nos pegó la patada por intereses personales de ellos y rompieron la relación laboral sin más explicaciones. Tuvimos que “reorganizar” la empresa, cuando teníamos toda la plantilla formada y funcionando a la perfección, pero sin ese cliente sobraba mucha gente.

Nos vimos obligados a despedir a dos tercios de la plantilla.

Ese día lloramos como niños todos.

Jamás lo olvidaré.

No se lo deseo ni a mi peor enemigo.

Nuestro trabajo es codo a codo con el que está al lado. Es inevitable crear lazos aunque sea una relación empleador-empleado. Les acabas conociendo a ellos, a sus familias, y tener que prescindir de ellos y despedirles por fuerza mayor es una de las experiencias más duras que he tenido en mi vida. Sólo nos consoló que la mayoría de ellos en seguida encontraron trabajo en otros sitios y eso alivió algo la pena.

Esa experiencia nos hizo darnos cuenta de que no tenemos madera de empresario en el sentido amplio de la palabra. Uno no puede ser insensible en esos momentos. Un trabajador no es un número, no es una cuenta, no es un resultado a final de mes. Aunque yo la utilizo, odio la frase “recursos humanos”. Los empleados no son recursos, son Personas.

Esa misma tarde que tuvimos que despedir(nos) de nuestros trabajadores decidimos echarle un par de huevos y  poner una clínica dental. 5 meses más tarde la inauguramos. Era diciembre de 2009.

Desde ahí hasta la fecha andamos peleando el día a día como miles de pequeños empresarios. Unos días con más ilusión que otros pero siempre teniendo claro que en nuestros negocios tienes que tener un punto de honradez y de humanismo que tanta falta hace en estos días.

En estos últimos años he recibido múltiples cursos y leído libros y artículos por un tubo sobre ventas, marketing y todo lo relacionado con negocios.

Contratamos un proceso de coaching presencial durante casi dos años para aprender gestión y publicidad desde un punto de vista profesional.

Nos costó un dineral.  A día de hoy creo que, aunque aprendimos mucho, esa formación no tenía el valor que nos costó. (Precio es lo que pagas. Valor lo que te llevas a cambio). Desde entonces desconfío bastante de los coachers y gurús que prometen “soluciones milagro”. Los habrá buenos, seguramente.

A pesar de ello, en general estos años de formación pagada y autodidacta me resulta útil, primero, para poder gestionar mis negocios, segundo, porque no tengo una formación universitaria del tipo Administración de Empresas, Económicas… y, tercero,  porque soy aficionado a la inversión en Bolsa a largo plazo y me interesa todos los aspectos relativos a gestión empresarial y educación financiera.

Y esta experiencia de 25 años me apetece compartirla contigo. Bien sea porque quieres iniciarte en emprender un negocio;

porque ya estas metido en ello y, por h o por b, no tienes los conocimientos ni la formación necesaria (como me sucedió a mí);

porque estas pasando por dificultades (como también me ha sucedido a mí), o

porque quieres ampliar la gestión de tu negocio desde un punto de vista más profesional y humano(y en ello andamos en el día a día).

¿Qué no vas a encontrar en esta web?


Todo lo relativo a aspectos jurídicos y fiscales. Cada país, cada región, tiene sus propias Leyes sobre cuestiones laborales(tipos de sociedades, tipos de contratos, convenios…) y sus propias normas tributarias y estos no son aspectos que vaya a tratar por razones obvias. Además, para eso están los asesores fiscales y laborales.

¿Qué te puedo aportar?


Aquí te daré, humildemente, algunos consejos y experiencias acerca de: Gestión, Psicología de Ventas, Márketing, neuromárketing, Recursos Humanos… válidos tanto para la peluquería de la esquina, la consulta de un dentista o  para una pequeña industria y que son la base para salir a flote en la jungla de los negocios.

Y todo ello como me hubiera gustado que me lo contaran a mí.

Soy de estilo directo contando las cosas, aunque con un punto de humor. Muchos me han dicho en mi vida que equivoqué la profesión y me tenía que haber dedicado al espectáculo pero eso nunca se sabrá.

Tres hijas y un cáncer superado de mi mujer te hacen plantearte lo que es importante en la vida y por eso y por la educación católica recibida de mis padres, notarás un punto de humanidad en mis post porque

Creo que

la vida es algo más que trabajar 

los negocios deben ser la herramienta que te permitan vivir, no la finalidad en sí misma,

de ahí que mi empeño como empresario sea

poder disfrutar de la vida que quieres, y encontrar la forma de llevarlo a cabo.

mi lema es:

“Cuanto mejores sean nuestras empresas, mejor será nuestra sociedad.”

Como curiosidad te diré que me gusta la fotografía, el vídeo, la inversión en Bolsa (se aprende mucho de gestión de empresas) y los Porsche, que no sé si llegaré a poseer alguno en la vida. De momento me conformo con probar los que caen en mis manos.

¿Por qué el nombre de La Gruta del Monje?


Cuando los monjes de la antigüedad necesitaban meditar a fondo y poner en orden su vida y su Espíritu, solían buscar sitios aislados de la civilización, y muchos de ellos encontraban esa Paz y ese silencio en una gruta.

Este sitio pretende ser tu “gruta” y, al igual que los monjes, un lugar donde puedas encontrar algo de luz en tu andadura

¡¡Bienvenido y adelante¡¡¡

Si quieres recibir en tu email más artículos cuando los publique, sígueme haciendo click en “seguir”.

Si te ha gustado y crees que puede ayudar a alguien ¡¡¡comparte¡¡¡

Yo te lo agradeceré enormemente porque sentiré que te he sido útil.

Esta web es para tí y tu opinión me importa. Si quieres participar con tu opinión deja un comentario.

 

Anuncios

6 comentarios en “QUIÉN SOY

  1. Juan Carlos

    Aitor. Me encanta la forma que tienes de transmitir tus vivencias. Los artículos que he leído me han parecido simplemente fascinantes porque enganchas con la forma de contarlos. Yo personalmente poco puedo aportar más que darte las gracias y mucho ánimo para que sigas compartiendo tus experiencias, y eso que encontré tu blog de casualidad por un enlace en otra web. Gracias nuevamente

    Me gusta

    1. De nada Juan Carlos.Lo primero, ya puedes perdonar el haber tardado casi un mes en contestarte (me despisté por completo)
      Me alegro que te guste y no sabes lo mucho que se agradece el que hayas comentado. Aunque creas que puedes aportar poco, la realidad de un blog es que se tiene que nutrir de los comentarios y aportaciones de sus lectores. Yo puedo tener una visión de los hechos pero en un blog, lo bonito y lo deseable es que sean los lectores los que comenten sus opiniones.
      Ya lo he dicho en alguna ocasión que lo importante no es lo que yo piense o diga. Yo sólo cuento “mi verdad”. El espíritu de un blog son sus lectores, no soy yo. Al comentar los lectores dan sentido a lo que yo hago, es como un impulso que te anima a seguir escribiendo.
      Al igual que la mayoría de los negocios no duran más que un suspiro, con los blogs pasa igual. Yo sé que todos lo hacemos, incluyéndome a mí. Entras en una web, lees lo que te interesa y ciao. Cuando uno se hace bloguero, entiende la importancia que tiene para el que escribe el recibir aportaciones, comentarios, comparticiones…
      Esa es la recompensa para el que escribe. Si eso no se da, uno tiene la sensación extraña de que predica en el desierto porque nadie contesta y si nadie contesta, se puede llegar a pensar que es porque realmente no le interesa a nadie lo que dices, y acabas por dejarlo y ese es el peligro, así que, reitero que tu comentario, claro que hace, y mucho. A mí me anima

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s