GENERAL, RECURSOS HUMANOS, UN VISTAZO A LA REALIDAD

Método Práctico Para Aprender A Delegar En 4 Pasos

Hoy saco a colación este tema porque me ha sucedido en la misma semana hablar con dos amigos empresarios sobre el asunto de las vacaciones y el tiempo libre, y me dí cuenta de que el caballo de batalla de muchos autónomos para poder vivir mejor está precisamente en que no sabemos delegar en los colaboradores que tenemos.

¿Qué nos impide delegar?

Aprender a delegar no es sencillo porque tendemos a pensar que los demás no lo van a saber hacer como nosotros y, en muchas ocasiones, ante esa tesitura tomamos la errónea decisión de “hacer todo” como si fuéramos la criada de la empresa.

Esto es una cuestión de actitud más que de aptitud.


Todos los que trabajamos por cuenta propia nos quejamos de no tener tiempo. Esto podría deberse a muchos factores, pero principalmente a tres

  1. Mala administración del tiempo.

    Los días de Amancio Ortega tienen 24 horas. Curiosamente las mismas que los nuestros

  2. No saber diferenciar lo importante de lo urgente

  3. Querer hacer todo y no delegar.

En el post de hoy me voy a centrar en este último y en un método muy sencillo de 4 pasos para que puedas empezar a aplicarlo desde hoy mismo.

Vas a ver que no tiene ningún misterio y es algo simple y de sentido común, y que se utiliza de una forma bastante parecida cuando quieres franquiciar un negocio.

El secreto está en la:

estandarización de procesos.

Cualquier modelo de franquicia tiene detallado con todo lujo todos los pasos punto por punto en los procesos y en la forma de proceder de sus empleados para que sea igual que estés en un establecimiento de Madrid, de París o de Miami.

Esos “protocolos” son la estandarización de procesos.

Pues en nuestros pequeños negocios, si lo que quieres es liberarte de carga de trabajo y que tus clientes no perciban la diferencia entre que los atiendas tú u otra persona de tu empresa, tienes que crear clones tuyos.

Es aplicable a cualquier trabajo pero, los que lo van a apreciar más son todos los que realizan un trabajo que es de tipo manual porque en estos negocios donde lo manual es la diferenciación es donde encontramos el mayor número de profesionales con este problema.

No hay dos peluqueros iguales. Eso es cierto. Ni dos dentistas, ni dos electricistas, panaderos, pasteleros, pintores, albañiles y un largo etc de profesionales. Pero como nunca delegan, acaban esclavizados de su propio trabajo porque todo lo quieren-tienen que hacer ellos, y eso a la larga es un caldo de cultivo de frustración y asqueamiento de su profesión.

¿Cuándo somos conscientes de ello? muy simple. Con la prueba de los hijos.

Si tus hijos no quieren heredar tu negocio ya sabes por qué es. Porque no quieren vivir como tú. Trabajando 15 horas diarias y sin acordarte de la última vez que te fuiste de vacaciones una semana entera. Y estarás de acuerdo conmigo en que viendo ese panorama lo normal es que quieran poner tierra de por medio. Tontos no son.

Si tú crees que eso es vida allá tú. Tus hijos ya han visto que no y cuando hereden tu negocio, lo que van a hacer es venderlo o traspasarlo, coger la pasta y fundírsela en un viaje por todo lo alto o similar, es decir, lo que tú llevas toda la vida privándote porque “tu negocio no puede estar sin tí.”

Te voy a contar un método en 4 pasos para que sepas cómo puedes crear clones tuyos y que sean los que a la larga te van a proporcionar ese tiempo y esa mayor calidad percibida en tu negocio. Sí, he dicho calidad percibida, porque es muy triste que tus clientes sólo quieran tratar contigo porque no se fían de lo que hacen los de alrededor.

En el momento que esto cambie, ganarás tú, tus empleados y como consecuencia tus clientes.

Y aunque te parezca tedioso y lento, a la larga compensa con creces.

Vamos a por ello.

Método de los 4 pasos para delegar

1.- Yo trabajo y mis colaboradores observan

El primer paso trata de que los demás vean tus procesos de trabajo. Tu metodología, tus trucos. Cuanto más completa sea esta información, mejor. Es lo que se ha hecho toda la vida  cuando se forma a alguien. En tí está cuánto quieres enseñar.

Siempre vas a tener el miedo de “es que si les enseño todo, los empleados luego se van.” Bueno, es un riesgo que vas a tener que correr, pero en mis años de experiencia algo he aprendido de contratar a empleados. “El que quiere irse, al final se va”.

Ya buscará el motivo que le cuadre.” (Por eso yo no negocio condiciones. Yo prefiero adelantarme. Aunque esto es muy personal y no tienes por qué estar de acuerdo).

2.- Yo trabajo y mis colaboradores me ayudan

En una segunda fase que se supone que ya tienen que haber adquirido con detalle tu metodología de trabajo, ahí tienen que empezar a hacer. Tienen que ser tu mano derecha. En esta fase empiezas a delegar pequeñas parcelas de tu trabajo. Es bueno que imaginariamente el trabajo-proceso entendido como un todo, lo dividas en supuestas fases.

Si te das cuenta, en esta fase ya deberías notar algo de liberación de carga de trabajo. Pongamos un 25-50%.

3.- Mis colaboradores trabajan y yo les ayudo

En esta fase vamos a ir dándole la vuelta a la tortilla. Aquí ya son ellos los que hacen y tú les vas a ayudar en los aspectos que estén más verdes.

La liberación para tí podría ser ya de un 50-75%.

¿Hasta cuándo dura esta fase? Hasta que podemos pasar a la cuarta y última que se da cuando

4.- Mis colaboradores trabajan y yo observo

El objetivo de toda delegación, o como lo he llamado, crear clones, es llegar a esta fase. Tú tienes que ser un mero espectador y aquí serán capaces de realizar el 100% del proceso de trabajo.

¿Con qué finalidad? que lleguen a hacerlo sin que tengas que estar tú delante.

(Frase para recordar)

Aquí serás un auténtico empresario. La empresa funciona sin necesidad de tu presencia.


Beneficios de delegar

Este método en 4 sencillos pasos para aprender a delegar es la base de la estandarización de procesos porque la finalidad es la misma. Tener todo detallado al milímetro en protocolos de trabajo. Dependerá de tu actividad que lo tengas que tener por escrito, por ejemplo.

Este es el secreto para que tu vida como autónomo- pequeño empresario, empiece a cambiar. 

Tengo muy claro que si uno se hace empresario es para tener una calidad de vida mejor, porque si al final resulta que trabajas como un burro de sol a sol, 365 días al año, durante décadas, yo -personalmente- no le encuentro mucho sentido.

Creo que es preferible quedarse por cuenta ajena, con tu sueldo fijo todos los meses, tus 40 horas semanales y tus 30 días de vacaciones, permisos etc…

Si estás en la otra situación debes pensar seriamente qué es lo que te está impidiendo ir un paso más allá en la relación con tu negocio. Verás que mucha culpa de ello la tiene el no tener un método claro para delegar bien porque lo desconoces o porque no te da la gana aplicarlo.

Y el único perjudicado vas a ser tú, los que están más cerca de tí, y por último tus clientes y tu negocio.

Si cambias el chip, vas a ver como todo esto se da la vuelta.

y ¿tú qué opinas?

Espero tus reflexiones en los comentarios

 

 

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Método Práctico Para Aprender A Delegar En 4 Pasos”

  1. Hola, muy buena tu reflexión sobre la supervisión y estandarización de procesos. Y sobre todo el comentario que los hijos no quieren heredar un trabajo exclavo. Ese es el problema de todo pequeño empresario, que no es capaz de desvincularse un apice de su negocio, sobre todo por miedos a peder el control.
    Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s