GENERAL, SIN CATEGORÍA

¿Dejo el blog? ¿sigo con otros proyectos?

¡Hola a todos! De nuevo me pongo al tajo que dicen los castizos, después de un parón de un tiempo que he andado más liado de lo que pensaba y al final va antes la obligación que la devoción. No te asustes por el título, no tengo intención de dejar el blog, aunque a veces se hace difícil compaginar vida familiar, vida laboral, blog etc… 

En este tiempo me ha dado por pensar -raro en mí jeje, sobre el blog, sobre proyectos que tengo en el aire, y he visto que es un buen momento ahora, con el comienzo de curso que parece que venimos todos con las pilas recargadas, para compartirlos con vosotros, así que no esperes encontrar en este post un tema concreto que trate para tu negocio sino más bien una especie de brainstorming en voz alta salpicado con alguna reflexión personal.

Vamos a ello.

1.Vacaciones

Una de las cosas que me apetece compartir es que este verano he podido disfrutar de unas merecidas vacaciones de 2 semanas en julio y otras 2 en agosto, y además he añadido que no he trabajado ningún fin de semana incluyendo viernes por la tarde. Eso para un empleado puede ser algo normal, pero para un emprendedor quizás ya no tanto.

Esto no es una heroicidad. Es más bien una manera de corroborar algo que ya conté hace un tiempo en este post (cómo tener vacaciones siendo emprendedor)  y que, a día de hoy, me siguen preguntando muchos empresarios o autónomos que cómo se hace. Yo no tengo la fórmula mágica de nada y no me considero nadie apto para dar consejos como tal. Sólo cuento y hablo desde mi experiencia que, creo, es lo más valioso que podemos tener y aportar las personas. Lo demás es charlatanería barata, o cara si caes en manos de los vendemotos que inundan internet (y cada vez más).

En mi blog aunque doy consejos como tal (poco humilde por mi parte), verás que lo único que hago es transmitir mis vivencias. No soy amigo de charlas de papagayo sobre la última teoría sin probar, que haya leído. Eso se lo dejamos para los gurús que viven de vender humo a diestro y siniestro sobre fórmulas mágicas del éxito y de cómo triunfar y que, en la mayoría de los casos no han tenido una empresa en su vida.

Sólo hablan de lo que han oído durante años. Me recuerda a esos profesores y catedráticos universitarios de Derecho, por ejemplo, que no han pisado un juzgado en su vida, ¿qué harían si tuvieran que vérselas en un pleito me pregunto yo?, o el tan recurrido título de  libro “Aprende el secreto de cómo hacerte rico sin esfuerzo” y que tras 180 páginas de contenido banal en la última página encontrarás la fórmula mágica. “Si quieres saber qué hacer para hacerte rico escribe un libro sobre cómo hacerte rico”. Así de sencillo.

2. Proyectos en el blog

Algo que me ronda la cabeza desde hace bastante tiempo es darle un aire más profesional al blog, para lo cual debería invertir dinero para que tenga otro aspecto, sea más localizable para los motores de búsqueda etc…

¿Y qué necesidad tengo yo de meterme en ese berenjenal? pues en el fondo ninguno. Es una cuestión de orgullo personal. Un blog que no se trabaja de forma profesional no llega a tener el alcance que a uno le gustaría independientemente de la calidad del contenido del mismo. Es una cuestión técnica que tiene que ver con Google, con cómo te posiciona, con cómo te pueden encontrar los potenciales lectores, y yo de eso francamente ni entiendo ni pretendo entender porque para eso hay profesionales muy puestos que saben de ello.

La finalidad de un blog debería ser tener feedback, cada vez más lectores y al final monetizarlo, cosa que yo a día de hoy no me he molestado lo más mínimo porque me lo he tomado siempre como algo paralelo a mi trabajo y eso me permite en mi conciencia dedicarle el tiempo que quiero y puedo sin tener el más mínimo remordimiento por no escribir todo lo que debería. Mi conciencia en ese sentido está tranquila. Pero lo cortés no quita lo valiente y por ese motivo es como una espinita clavada.

Con este rollo lo que pretendo decir es que estoy en un momento en que empiezo a barajar  si tomármelo en serio, desde un punto de vista más profesional por decirlo de algún modo, lo que es trabajar un blog con todo lo que conlleva teniendo en cuenta que tiene que haber un equilibrio entre lo que das y lo que recibes.

A mí lo que me transmiten los lectores del blog en privado es que lo que leen les ayuda y eso es lo que hace a uno plantearse el por qué no intentar darle mayor difusión si al fin y al cabo soy un profundo defensor de que cuanto más valor pueda aportar y más pueda ayudar sin esperar nada a cambio, por arte de magia, más recibes.

3. Proyectos paralelos

Como es normal surgen proyectos paralelos al blog que también tengo en mente como pueden ser:

  1. Crear un canal en youtube. Confieso: soy drogadicto de youtube. Creo que veo más youtube que televisión. Bueno, no lo creo, lo afirmo.                                                               Youtube se ha convertido en un poderoso compañero de viaje en mi formación. Aparte de los libros que compro y devoro, he encontrado en youtube una fuente muy valiosa de aprendizaje. Es increíble cuánto talento hay ahí metido. Pero he visto que hay poco material para emprendedores que hable desde la experiencia de tener una empresa. Esto va un poco relacionado con lo que contaba en el punto anterior.                                                Y creo que al no haber mucho material, no deja de ser un nicho por explorar y explotar. A mí personalmente me gusta más recibir in-formación a través de contenido visto y escuchado, que leído, pero combino las dos.
  2. Escribir un ebook. Lo confieso, para mí es un sueño. No hay bloguero que se precie que no acabe teniendo un ebook y tengo muy claro que tarde o temprano tiene que ser una realidad. Y si hay un motivo por el cuál no he materializado este sueño es por la razón de que si escribo un libro para emprendedores tiene que ser “EL LIBRO”. Nada de paja para rellenar páginas y cobrar sino algo serio, bien trabajado y que tenga mucho valor para el que lo adquiera. Y todo eso me hace plantearme si seré capaz de dar la talla. Quizás es que yo me exijo demasiado a mí mismo a nivel de resultados y a mi alrededor, los que me conocen bien, sí que me consideran capacitado y apto para ello.
  3. Hacer radio a nivel local (luego podemos soñar con algo más, que soñar es gratis). Es otro de los proyectos que tengo en mente. Ya hice radio desde los 16 hasta los 18 años -caray lo que ha llovido desde entonces-  con lo cual es un medio que no me asusta y que ahora mismo no creo que exista mucho contenido para emprendedores y formación personal a nivel radio. Mi intención es tratar temas sobre emprendimiento y sobre educación financiera que, ya lo he dicho más veces, van unidos de la mano.

Esos podría decir que son mis proyectos inmediatos fuera del mundo laboral. Sólo necesito materializarlos porque como yo mismo he dicho “las ideas si no se llevan a cabo no son nada más que eso: ideas.” Eso es como tener un jardín sin flores, que ni es jardín ni  es nada.

4. He cambiado de coche

Y dirás que a tí qué te importa y es cierto, un rábano.

Pero si te cuento que esto me ha llevado a descubrir en profundidad el mundo de la venta del automóvil y que en mis propias carnes he podido experimentar lo mal que está ese sector y que a nivel de vendedores, trato con el cliente y servicio es como para echar a correr, entenderás que próximamente le voy a dedicar un post (o más, vete a saber, porque da para ello) a desgranar qué carajo pasa en ese sector para que esté así de mal.

De los 7 concesionarios que visité, y otros 2 que contacté vía teléfono, sólo a 2 les doy muy buena nota. El resto están como para mandarlos a un curso acelerado de reciclaje.

Pero eso va a ser en un post próximo.

Prometo contar mi experiencia con pelos y señales, y sacar conclusiones de aprendizaje para todos, así que atentos el sector de los concesionarios de automóvil que creo que hay que ponerse las pilas ya porque no va a ser una opinión subjetiva puramente dicha porque hablando con personas allegadas incluso de otras zonas geográficas, las sensaciones son idénticas, luego algo falla ahí.

Un saludo y ya sabes que

  • si te gusta lagrutadelmonje.com y crees que a alguien le puede servir de ayuda, puedes compartir y así él saldrá beneficiado y yo pensaré que mi tiempo  aquí vale para algo y tendré ganas de seguir compartiendo experiencias. Y no te va a llevar ni 10 segundos.
  • si quieres comentar algo puedes hacerlo. Este blog es vuestro. Lo que yo cuento, ya me lo sé. Lo que interesa son vuestras opiniones.
Anuncios

1 comentario en “¿Dejo el blog? ¿sigo con otros proyectos?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s