5 Formas De Generar Ingresos.¿Cuál Me Dará La Vida Que Quiero?

Llega un momento en que todo ser humano va a cuestionarse cómo puede generar ingresos para su vida. Lo que no todo el mundo se va a preguntar es ¿cuál me va a proporcionar la vida que quiero?

En las 4 opciones que tenemos después de la crisis, que publiqué anteriormente, viste que llegamos a la conclusión de que estamos en una época en que emprender en algo va a tener que formar parte de nuestra vida si queremos que esta sea como nosotros queremos (con la idea que tenga cada uno).

Y si queremos que nuestra vida sea mejor  va a ser a costa de montárnoslo por nuestra cuenta.

Un lector me comentaba que emprender no es algo para lo que todo el mundo esté capacitado, que no es fácil, y que también puede que esté sobrevalorado.

Y yo francamente no lo cuestiono y puedo estar de acuerdo. Emprender no es la panacea. Por no ser categórico admitiré que podemos hacer un mix de empleo+emprendimiento.

Pero para entender todo esto hay que poner los puntos sobre las íes y entender antes otra cuestión:

¿Qué formas tenemos de generar ingresos en la vida?

Hay varias y es conveniente tenerlas claras

1. TRABAJADOR POR CUENTA AJENA

Es aquel que no quiere arriesgar ni vivir en la incertidumbre, y esto lo cambia por una seguridad. Es decir, es otro el que arriesga y a cambio de unas horas determinadas de su vida y/o de unos resultados, percibe una seguridad en forma de salario.

Esta situación es la más desfavorable a nivel fiscal, y como ya comentamos, a nivel laboral cada vez los salarios van a ser peores, las condiciones para los mismos más exigentes y la seguridad -aquello de que te pasabas 30 años en la misma empresa- ha pasado a la historia.

En la época que nos está tocando vivir, no te cuento ya a nuestros hijos, lo normal va a ser tener a lo largo de tu vida múltiples empresas para las que trabajarás, y en más de una profesión diferente.

2. AUTÓNOMO

Este decide establecerse por su cuenta y arriesga porque piensa que las horas que dedica para otro, las puede facturar él todas para sí.

Sobre el papel cambiará la seguridad por un salario mejor y más libertad de horarios.

A nivel fiscal es mejor que ser trabajador por cuenta ajena. Pero tiene un hándicap importante y es que como su negocio está ligado a sus horas de trabajo, éstas tienen un tope lógico y ese tope establece su límite de ingresos. Aparte de que si no trabaja, no generará ingresos.

3. EMPRESARIO

El empresario es aquel que arriesga su capital y vive en la incertidumbre contínua. Es el que contrata al que no quiere esta situación del punto 1. También es aquel autónomo que decide contratar a otros, los del punto 1 o 2, de tal forma que solventa el hándicap del tope de horas comprando el tiempo de otros y así puede incrementar la facturación.

El empresario es aquel que la facturación de la empresa, no depende directamente de su presencia sino que hay otros que cumplen ese cometido.

A nivel fiscal es mejor que las anteriores, pero los problemas a su vez se multiplican por la dependencia que se tiene humanamente de otros que trabajan para él.

4. INVERSOR

Esta figura, que es la que está encima del resto, es aquella en la que el negocio no depende en absoluto de tu presencia ni de nada de lo que hagas. Sólamente participas con capital y este en modo automático trabaja para tí.

A nivel fiscal es aún mejor que las anteriores. Como inversor lo que esperas es un retorno de esta, pero tu presencia no es necesaria, ni tu trabajo como tal, que es lo verdaderamente importante.

Ser inversor se resume en esta frase, que no es mía.

“NO TRABAJES POR DINERO.

HAZ QUE EL DINERO TRABAJE PARA TÍ.”

5. MEZCLA DE VARIAS

Por último añadiré una quinta que sería una mezcla de dos o más puesto que uno puede tener un empleo estable por cuenta ajena, pero  a la vez ser inversor, por ejemplo.


Una vez vistas las 4 principales figuras -la 5 no la vamos a considerar por no ser pura- pregúntate

¿cuál crees que es la mejor?

Sin duda de la 4 a la 1. En ese orden

Nadie se ha hecho rico trabajando para otro. Y ya sé que la riqueza no da la felicidad

Pero la pobreza tampoco.

Y puestos a elegir, prefiero problemas de ricos a problemas de pobres.

Por eso creo firmemente en la importancia de la educación financiera. No va a haber mucha elección. O tu vida la decides y la construyes tú, o vives y trabajas para otro siendo consciente de lo que nos viene encima.

Y que tu vida la dirijas tú quiere decir que tú eres dueño de tus días y de lo que haces con ellos.

Que tú decides cuándo y cómo te jubilas. ¿por qué a los 65 y no a los 57 o nunca?

¿Y por qué esta situación no se cambia?

Porque una de las cosas que tienes que preocuparte cuanto antes es la de

Construir tu libertad financiera.

¿Y eso qué es?

Tener el colchón suficiente, entre 1 y 2 años para poder vivir sin ingresos porque se supone que ese tiempo es más que suficiente para reorganizar tu vida.

Para que

  • si no te gusta tu trabajo lo dejes y busques otro
  • si no soportas a tu jefe lo despidas
  • si te apetece dar la vuelta al mundo en velero la des
  • si te apetece emprender un negocio lo emprendas
  • si quieres cuidar de un familiar enfermo o impedido lo puedas hacer

Si esto fuera una conferencia habría 3 manos levantadas preguntando

“ya pero es que eso es muy difícil”

Yo no digo que sea fácil, pero si quieres puedes.

¿eres feliz con tu vida de ahora? No hagas nada y olvida todo lo que has leído.

¿te gustaría que eso cambiara?

Ya sabes.

Lo primero construye tu libertad financiera.

Si es que la propia palabra lo dice. Libertad, sentirte libre para dejar un trabajo, cambiar de trabajo, tener un año sabático viajando, emprender un negocio…

¿Y por qué resulta tan difícil tener libertad financiera?

 

  1. porque no tenemos costumbre de ahorrar.
  2. porque vivimos con un estilo preconcebido ya.
  3. porque a la clase media nos encanta tener deudas (pasivos), en lugar de ingresos (activos)

Si hay algo que caracteriza a los ricos es que

los ricos aman los activos y odian los pasivos.

Todo lo contrario de los ciudadanos de a pie que nos chifla tener créditos.

Y ahí empieza la carrera de la rata de Robert Kiyosaki (Padre Rico, Padre Pobre)

¿Ves las ratas que están en una rueda corriendo sin parar y que no llegan a ninguna parte?

Pues así somos la clase media

Encontramos un trabajo. Da igual lo que cobremos. En dos minutos tenemos comprometido el 80% del sueldo. Ya nos encargamos de comprarnos un coche a crédito con los gastos que conlleva.

En cuanto podemos respirar un poco, allá vamos a por la hipoteca.

Y no nos cortamos un pelo en decir, libremente eso sí, ante un notario que nos comprometemos a pagarle al banco el 30% de nuestro salario – cuando no es el sueldo íntegro de uno de los cónyuges- durante los próximos 35 años. Esto es legal aunque parezca ciencia ficción.

Salarios que van a la baja y trabajos que eso de que sean para toda la vida… (te lo repito por si has estado en  otro planeta los últimos 8 años).

¿Te va resultando familiar esto, verdad?

A todo esto no ahorramos ni aunque nos maten.

¿Paga extra? para las vacaciones

Se jodió el coche. A por otro, que no hay problema que nos dan crédito.

Y ya tenemos la hipoteca más el préstamo del coche.

Préstamos que firmamos sin saber en la mayoría de los casos ni lo que es el T.A.E

Y entramos en este bucle:

“Si generas dinero pero no lo administras bien, te conviertes en un esclavo de generar más dinero, porque cada vez debes más,

y como cada vez debes más, necesitas generar más dinero, y cuando generas más dinero, te endeudas más,

y como te endeudas más, necesitas generar más dinero y así sucesivamente”

Y ese es el día a día de miles de personas que se meten en ese bucle -como la rata en la rueda- y no saben salir.

Y ahí empiezan a tener preocupaciones, y no duermen

y como pierdan el empleo, de seguido vamos al psiquiatra porque tenemos depresión -del susto que tenemos en el cuerpo cada vez que vemos la deuda que tenemos adquirida, y no sabemos cómo diablos vamos a pagarla.

Y lo mejor de todo es que cuando hablas de estos temas, la frase más socorrida es:

“A MÍ ES QUE EL DINERO NO ME INTERESA”

Y yo pienso que

“PARA NO IMPORTARTE EL DINERO, ANDA QUE NO LE DEDICAS HORAS DE TU VIDA A GENERARLO”

Resumiendo:

  1. Intenta adquirir activos (también los llaman ingresos pasivos) que es todo aquello que te da dinero sin que tú intervengas en ello, por ejemplo, tienes un local y lo alquilas; Invertir en Bolsa para cobrar dividiendos, eso es un activo. Escribir un libro, las ventas y royalties que te proporciona son un activo.
  2. Intenta evitar pasivos, que es todo aquello que te quita dinero. Las deudas particulares en general no son buenas, (distintas de las de una empresa), porque tienen altos intereses. Si puedes alquilar los pasivos, alquílalos. En general no son buenas las hipotecas, ni los préstamos. Hay excepciones pero no me quiero extender en esto porque es complejo, largo de explicar y tremendamente controvertido, sobre todo en nuestro país donde hay cultura de propiedad. Tener una vivienda en propiedad no es malo en sí. Lo malo es lo que hacemos para lograrlo.
  3. Ahorra para construir tu libertad financiera, si quieres que tu vida tenga una vía de escape y una posibilidad de que cambie. En tí está y tú lo decides.

Y este es el primer paso para lograrlo.

Ya sabes, participa en comentarios con tu aportación. Todas son válidas.

Y comparte si te parece que esto puede serle útil a otras personas a las que aprecias.

 

Anuncios

Un comentario sobre “5 Formas De Generar Ingresos.¿Cuál Me Dará La Vida Que Quiero?

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: