Las 4 Opciones Que Tenemos En Nuestra Vida Tras La Crisis

En este post (no va a ser el último) voy a explicar cómo va a ser el presente que nos viene y lo que creo que es más importante, qué opciones tenemos para elegir en nuestra vida tras la mal llamada crisis.  Dependiendo de en qué lugar nos posicionemos puede hacer que nuestra vida sea blanca o negra. Y como es una opinión subjetiva, después de leerlo, al final puedes dar tu opinión al respecto. Te prometo que no te va a dejar indiferente

Ya anticipé en un artículo que iba a tratar temas de educación financiera, vamos a empezar por cosas sencillas para ir formando un poco la base, ya que podrás comprobar que al final está todo entrelazado con lo que voy a contar.

Para mí la educación financiera es importante porque es lo que va a marcar la diferencia en el día a día de tu vida. Y este tema es algo que en la escuela no se aprende.

Si en la escuela no se aprende, debemos ser nosotros mismos por nuestra cuenta los que tenemos que adquirirla. Pero también es cierto que si no sentimos la necesidad de ello, podemos vivir perfectamente toda nuestra vida ignorando este aspecto.

Esto parece una contradicción.

Por un lado insisto en que es importante y por otro lado podemos vivir sin ello.

 

opciones después de la crisis

Tu situación actual

Entonces ¿en qué quedamos?

Muy sencillo. A la pregunta

  • ¿Te gusta tu situación económica actual?
  • ¿Te gusta tu trabajo o lo cambiarías?
  • ¿Tienes tiempo para disfrutar de otros aspectos de la vida -familia,amigos,deporte…-?

Mi instinto y lo mucho que trato con personas día a día me dicen que la respuesta a las preguntas de arriba suele ser un NO.

 

Vivimos con ideas preconcebidas

Es decir, la mayoría de las personas vivimos con ideas preconcebidas ya de toda la vida sobre cómo tenemos que vivir y lo que hacemos es “dejarnos llevar” sin preguntarnos si habrá alguna forma de que las cosas se puedan cambiar -Esto es una cuestión generacional que hemos adquirido a través de los antepasados-

Claro que las cosas se pueden cambiar. Lo que hace falta saber es el cómo.

Para cambiar tu vida, hay que empezar por poner los puntos sobre las íes y voy a resumir el modus vivendi de la mayor parte de la población que “dice o decimos” ser muy feliz con su modo de vida actual.

 

La vida diaria

Se levantan a las 6-7 de la mañana para ir a trabajar. Si es lunes, deprimido. Por ser lunes sin más.

El resto del día más o menos pasa sin pena ni gloria, pero acelerado y corriendo de aquí para allá. En el mejor de los casos por la tarde un rato de ocio haciendo algo que te guste.

El resto de los días, descontando las horas para que llegue el viernes por la tarde, si es que no trabajas en fin de semana.

El resto de las semanas descontando los días para que llegue fin de mes y cobrar la nómina (si es que la tienes)

Así pasan los meses, deseando que lleguen los días de vacaciones.

y así pasan los años, deseando que lleguen los 65 años para la jubilación, dejar de currar y pasar el resto de tu vida con una pensión y los ahorros que hayas generado.

 

Vamos con unos datos (datos de España)

Datos sacados de algunas web

64 de cada 100 personas no están nada contentos con su situación económica

75 de cada 100 no están nada contentos con su trabajo en general.

Si la pregunta hace referencia al salario únicamente, el porcentaje se dispara al alza.

Casi el 100% declara no disponer de tiempo para dedicarlo a cosas que le gustan.

El salario medio neto en España es de 1386 euros/mes. (12 pagas)

La pensión media en España ronda los 1000 euros al mes. (no especifica si son brutos o netos)

Los ahorros que tiene una persona en España cuando se jubila son de promedio 30.000 euros.

El endeudamiento de las administraciones españolas supera el 100% del P.I.B

Si añadimos el de particulares y empresas supera 4 veces el P.I.B

P.D cuando hablamos de estadísticas hay que entender que si yo como 2 pollos y tú ninguno, la estadística dirá que hemos comido 1 pollo cada uno.

 

Qué es lo que viene

Pues yo lo tengo cada día más claro.

Empleo

La gran mayoría de empresas que fabrican cosas tangibles están o estarán en Asia, no tardando, porque allí se vive ahora la revolución industrial, con lo cual las pocas empresas que queden en Europa tendrán que fabricar cada vez más cobrando menos para poder ser competitivos (a no ser que hagan productos muy exclusivos) Eso repercutirá en la clase obrera que verá mermadas sus condiciones laborales y tendrá que trabajar más para cobrar menos, o la empresa directamente cierra o se trasladará a un mercado que se lo permita.

También se da la circunstancia de que hay que tener en cuenta que todo lo que sea susceptible de ser realizado por una máquina, tarde o temprano lo acabará haciendo. Te lo dice uno que hace 25 años compartía piso con un informático y me decía “Aitor, llegará un día en que los dientes los haga una máquina con un ordenador.” A mí me daba la risa y se lo negaba. Hoy en día tengo esa máquina en mi laboratorio.

Condiciones laborales

Resumiendo mucho, cada vez peores.

¿Quieres pruebas? Mira todas las empresas que llevan años haciendo jubilaciones anticipadas en su personal para reducir plantilla.

Ahora piensa si con la mitad de personal que hace 10, 15, 20 años ¿producen menos? La respuesta es que no. Por ejemplo, la mayoría de factorías de coches han reducido las plantillas a 1/3 de la que tenían hace 20 años, y siguen produciendo lo mismos coches o más. Sí. Es verdad. Han externalizado muchos trabajos. ¿por qué? para abaratar costes ¿quién padece esos recortes? tic,tac,tic,tac…

Y ahora otra cosa. ¿Cómo son las condiciones laborales de los que van entrando en sustitución de todos los que jubilaron? ¿Trabajan más o menos? ¿Cobran más o menos? La respuesta ya la sabes.

Todas las jubilaciones anticipadas de la banca, por ejemplo, ¿en qué se parecen las condiciones laborales de los que salieron, con las de los que han entrado? en nada. A la baja. ¿Gana menos el banco ahora que antes? No.

No se me ha ido la pinza. Esto ya está pasando desde hace años.

Estado de Bienestar

El estado cada vez está más endeudado y eso que ahora llaman recortes va  a ser la tónica dominante. Lo que hemos vivido no es una crisis. Es un cambio de ciclo económico como ya ha sucedido otras veces en la historia. Por lo tanto, eso que llamamos Estado de Bienestar, podemos ir intuyendo que irá desmoronándose porque no va a a ver quién lo sostenga. Los famosos recortes, y los que vendrán, no son consecuencia de la mal llamada crisis. Esa es la excusa que han utilizado para llevarlos a cabo. La realidad, en mi opinión, es que esto ha llegado a su fin y al igual que en una familia que merman los ingresos lo lógico es que corten de aquí y de allá, en un Estado es similar. La pregunta es si volverá lo de antes. Yo creo que no.

Jubilación

¿Jubilarse a los 65?  Será algo que contarán nuestros padres a nuestros hijos en plan “yo me jubilé a los 65 años” y alucinarán. “Pues a mí me prejubilaron en el Banco a los 58” y se frotarán los ojos.

En mi opinión, teniendo en consideración que cada vez el trabajo será más inestable, la cotización será irregular, los sueldos cada vez menores, la incorporación al mercado laboral más tarde, la esperanza de vida cada vez mayor, con todo este poupurri pronostico una edad de jubilación de cara al Estado, de 70 años, no tardando.

Y eso si llegamos a cobrar, que tengo muy claro que la pensión será testimonial porque las pensiones están basadas en un sistema piramidal y como tal ha petado. Ningún político lo va a  reconocer porque automáticamente perdería 10 millones de votos, pero es lo que hay. Y lo saben de sobra pero no lo dicen. La pensión que tendremos en el mejor de los casos será complementaria de otros ingresos pasivos, si hemos sabido generarlos. Si no tenemos ingresos pasivos, el resultado será una población cada vez más pobre porque ya he dejado claro arriba que la merma entre el salario medio y la pensión media asciende a casi el 40%.

Vale. Ya te agobié el día, lo siento. Si prefieres vivir de espaldas a una realidad allá tú, no vayamos a matar al mensajero, que esto que digo ni me lo he inventado yo ni lo he creado yo. Yo simplemente lo expongo.

Cada punto de los de arriba, da para un post, te lo puedo asegurar

Fábula de la rana

Te lo cuento con un cuento, valga la redundancia,  para que entendamos cómo se manejan estas situaciones desde las altas esferas.

Si metes una rana en una cazuela con agua fría  y la pones al fuego, al principio la rana estará de maravilla. A medida que vaya subiendo la temperatura del agua, la rana estará más calentita pero algo incómoda porque su hábitat es el agua fría, aunque algo de calor no molesta tampoco. Cuando el agua esté caliente, la rana comenzará a sentirse mal pero van flaqueando las fuerzas como para dar un salto y salir. Cuando el agua esté lo suficientemente caliente como para temer por su vida, querrá saltar pero no tendrá fuerzas, las patas no le responderán y además empieza a sentirse medio dormida. Cuando quiera darse cuenta, el calor la dormirá por completo y en pocos minutos habrá muerto.

Por contra si metes una rana en una cazuela con el agua hirviendo,  al notar la temperatura tan alta, ésta pegará un brinco con todas sus fuerzas y saltará de la cazuela salvando su vida.

Creo que no hace falta explicar la moraleja del cuento. Está claro que las personas a los cambios paulatinos nos vamos acomodando y adaptando hasta que es demasiado tarde y no tenemos capacidad de reacción.

Esta forma de actuar es muy típica de los Estados cuando quieren hacer cambios bruscos sin que la población se mosquee demasiado porque si lo hicieran de golpe saldríamos todos a la calle con pancartas.

 

¿Y qué hacer ante esta situación?

Pues tenemos 4 opciones, desde mi punto de vista

  1. No hacer nada, dejarnos llevar y asumir lo que viene con todas sus consecuencias. Advertidos estamos. Luego no nos quejemos.
  2. Jugar a la lotería. Los españoles nos hemos gastado en loterías (según he consultado en la web) casi 200 euros por persona en un año. ¡¡Qué barbaridad¡¡ Este sigue siendo el sueño de los pobres y donde volcamos todas nuestras esperanzas de tener una vida mejor. Yo no voy a negar que juego a la lotería en Navidad – más por una cuestión de tradición que otra cosa- pero desde luego que puedo asegurar que no creo en esta solución. Millones de personas sí y acuden semana tras semana a depositar con fe el boleto ganador (y ahí no nos importa mucho la cantidad de impuestos que pagamos voluntariamente)
  3. Creer que el Estado, sus gobernantes, lo van a solucionar. Eres muy libre de poner tus esperanzas en este partido o en aquel. Pero como hoy estoy inspirado te  voy a resumir con otra historia lo que va a ir haciendo el Estado porque es lo que hace siempre. Aunque lo dejo para el final.
  4. Emprender y ser dueño de tu vida. Yo lo tengo claro, que la única vía de salida donde puedes prosperar como persona y salir de esta situación es emprendiendo negocios por tu cuenta, creando activos  y ayudando a los demás vendiendo tu talento y tus conocimientos. Para eso se necesita formación, formación y formación. Los españoles nos gastamos en libros unos 50 euros al año por persona. Si tenemos en cuenta que incluye los libros de texto pues sobran los comentarios y podemos ir entendiendo por qué estamos como estamos. Yo abogo por ser el dueño de tu destino, de lo que quieres hacer en tu día a día, de si te jubilas a los 50, a los 60 o nunca.

Resumen

De las opciones planteadas me quedo con la última por convicción propia. y no digo que sea fácil, pero es que

  • el panorama que nos viene no me apetece en absoluto vivirlo en primera persona,
  • en la lotería no confío demasiado aunque sólo sea por estadística.
  • y de la opción de pensar que el Estado me va a solucionar la jugada lo tengo muy claro. y como te he dicho que lo dejo para el final, vamos a ello.

Cuentan que un día el Rey Sol (Luis XIV) encarga a su ministro de finanzas (Colbert) más dinero para poder financiar las guerras y este abrumado por el encargo no ve posible cumplir las expectativas del rey porque no sabe de dónde sacarlo ya puesto que ha agotado todas las fuentes. En este dilema, consulta con el cardenal Mazarino, primer ministro, cómo dar cumplimiento a la voluntad del rey porque no ve manera. Y se produce el siguiente diálogo:

Colbert. Para conseguir dinero hay un momento en que, engañar al contribuyente, ya no es posible. Me gustaría, señor ministro, que me explicara cómo es posible continuar gastando cuando ya se está endeudado hasta al cuello…

Mazarino. Si se es un simple mortal, claro está, cuando se está cubierto de deudas se va a parar a la prisión. Pero el Estado es distinto. No se puede mandar el Estado a prisión. Por tanto, el Estado puede seguir endeudándose.

Colbert. ¿Usted cree? Con todo, precisamos de dinero. ¿Y cómo hemos de obtenerlo si ya creamos todos los impuestos imaginables?

Mazarino. Se crean otros.

Colbert Pero ya no podemos lanzar más impuestos sobre los pobres.

Mazarino. Es cierto, eso ya no es posible. Además los pobres bastante tienen con ser pobres. A esos hay que dejarlos tranquilos que con tener poco para sobrevivir ya son felices, y con eso nos aseguramos los votos.

Colbert. Entonces, ¿sobre los ricos?

Mazarino. Sobre los ricos tampoco. Ellos no gastarían más y un rico que no gasta no deja vivir a centenares de pobres. Un rico que gasta sí. Los ricos no se te olvide que son nuestros amigos y pagan nuestros caprichos y nuestras fiestas y si les atosigamos mucho recogen todo y se van a otro lugar.

Colbert. ¿Entonces cómo hemos de hacer?

Mazarino. Colbert ¡Tú piensas como un queso de gruyere o como el orinal de un enfermo! Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres. La clase media. Son todos aquéllos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y temiendo llegar a pobres. Es a ésos a los que debemos gravar con más impuestos. Ésos, cuanto más les quitemos, más trabajarán para compensar lo que les quitamos. Son una reserva inagotable.

 

Por lo tanto, por descarte me quedo con la última opción.

Ahora, quizás vayas entendiendo por qué para mí es importante la educación financiera y por eso te insisto tanto en que no puede ser algo que nos de de lado. Y como creo que la mejor solución es emprender y en unos años será la tónica dominante, por eso veo necesario en los negocios tener educación financiera porque creo que son cosas que se complementan y valen para la vida personal, para la vida laboral y los negocios.

Espero que este post no te haya dejado indiferente y que te haga pensar

Si te ha gustado, comparte.

Y tú, ¿cómo ves el presente que nos viene?

 

 

 

 

 

Anuncios

8 comentarios sobre “Las 4 Opciones Que Tenemos En Nuestra Vida Tras La Crisis

Agrega el tuyo

  1. Esto da que pensar. No se si es muy tremendista tu visión o lo quiero ver yo asi. Es como que por una parte tienes razón en lo que cuentas porque está pasando y no eres el primero que le oigo ese discurso, y por otra parte quiza no quiero verlo y espero que te equivoques porque no quiero reconocerlo.Los años lo dirán. Tambien creo que lo de emprender está sobrevalorado. Todo el mundo no podemos ser emprendedores y seguiran existiendo los trabajos por cuenta ajena como hasta ahora. O eso quiero pensar

    Me gusta

  2. Hola tocayo. Gracias por comentar. El artículo no deja de ser una reflexión en voz alta y como bien dices el tiempo dirá si estoy en lo cierto o no.
    Respecto al asunto de emprender. Está claro que no todo el mundo tiene la vocación de ser emprendedor y que van a seguir existiendo las empresas como las conocemos. Enfócalo más bien a qué emprender puede ser, una fuente de Ingresos única o una fuente de ingresos complementaria de otro ingreso que bien puede ser tu empleo por cuenta ajena. La finalidad es entender que esto va a ser necesario porque como explico en el post lo que creo que es la tendencia es que las condiciones laborales van a ir a menos – por la ley de la oferta y la demanda. Hay más personas que quieren trabajar que puestos de trabajo disponibles- la carga impositiva va a ir a más-mazarino o lo explicó muy bien- y las pensiones como las conocemos serán menores en cuantía y con condicionantes más duros para llegar a ellas – si llegan.

    Me gusta

  3. Gran artículo, de verdad. Creo que la gente no es consciente de la que se nos viene encima con las pensiones, por poner un ejemplo. A mis 24 años tengo claro que no puedo depender del Estado ni de un trabajo para garantizar mi futuro y tenerla la vida que quiero llevar. Tras mucho leer, estoy invirtiendo en bolsa a largo plazo para obtener una pensión en el futuro a través de los dividendos. Últimamente tengo la idea de crear un negocio que estoy convencido de que funcionaría, por varios motivos que no expondré aquí para no alargarme tanto. Una página web muy interesante!
    Un saludo

    Me gusta

  4. Gracias Faloch. Ya me hubiera gustado a mí con 24 años tener las cosas tan claras como las tienes tú. Efectivamente la inversión en bolsa a largo plazo es un buen método para tener ingresos pasivos complementarios y dar el salto a emprender es otra forma de “salir de lo establecido” y ser el dueño de tu vida. Si quieres exponer tu idea de negocio o el planteamiento que tienes puedes hacerlo libremente.
    Puedes darte una vuelta por la web porque hay varios artículos que te pueden ayudar con el asunto del emprendimiento.
    Un saludo y gracias por comentar

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: