Qué Es Ser Vendedor En El Siglo XXI

vendedorHasta que uno no se dedica en cuerpo y alma  a la venta es bastante probable que no te hagas nunca la pregunta de “realmente ¿qué es ser vendedor? ¿en qué consiste vender?”.

Si le preguntan a tu madre a qué se dedica tu hijo, sacará pecho para decir:

“es ingeniero en una multinacional”,

“es director de producción de una gran empresa”,

“es médico del hospital provincial”

y así un largo etcétera.

Si por el contrario eres vendedor, las respuestas van a camuflarse de todas las formas inimaginables:

“es técnico comercial de…”

“es representante de…”

“es delegado de…”

“es asesor de…”

“es responsable del departamento comercial de…”

Eso en el mejor de los casos, porque, manda narices que hasta muchas empresas han tomado el hábito de camuflar la noble tarea bajo epígrafes anglosajones de lo más variopintos.

Todo con tal de no pronunciar la palabra “maldita”.

Y yo me pregunto ¿de dónde nos vienen estos complejos?

Pues yo lo tengo claro. Es una cuestión de imagen social. Se asocia más a un charlatán barato que a otra cosa

Tradicionalmente se ha tomado la profesión de vendedor como la de una persona que engaña con tal de llevarse el gato al agua.

¿cuántas veces no nos pasa estar en un comercio y no fiarnos de lo que nos están contando? Es cierto que estamos tan acostumbrados a comprar productos o servicios que no han cumplido con el propósito para el que fueron adquiridos que, mentalmente, tenemos una barrera que hace que de por sí desconfiemos tanto de los productos como de la persona que nos está haciendo la venta.

Además, ha habido una época en la que daba la sensación de que cuando uno no valía para estudiar, o no le daba la gana, pues ya le colgaban el sanbenito de “si no quieres estudiar, ya te estás yendo a vender por las puertas.”

Como si vender fuera fácil y estuviera al alcance de todos.

 

En una sociedad como la que estamos la figura del vendedor es clave.

Sin ventas no hay empresas, ni obreros a los que pagar, ni impuestos que aportar al Estado. En dos palabras. El mundo tal como lo conocemos no existiría.

Así que va a resultar que la figura del vendedor en las empresas es, si no la más importante, casi.

Entiendo que la imagen tradicional de un vendedor sea el que describía antes, pero tienes que entender que si tú estás en esa situación, debes cambiar el chip.

El vendedor que hacía lo que fuera con tal de vender, a sabiendas que no estaba contando la verdad, porque “EL FIN JUSTIFICABA LOS MEDIOS” debes enterrarlo. Eso, si alguna vez fue así, pertenece al pasado.

Para mí, el vendedor es una persona que ayuda al cliente a tomar la decisión más adecuada. ¿para quién?

Para el cliente.

Y ante todo tiene que ser con una vocación de

SERVICIO.

Por lo tanto para concluir diré que, para mí, en el año 2016, un vendedor no es un ser despreciable, con tácticas sibilinas y manipuladoras que con tal de hacer una venta y llevar la comisión o lo que se lleve, pensará más en su propio beneficio que en el del cliente.

Para mí, un vendedor es una persona que ante un cliente tomará una actitud de servicio y ayuda pensando en el beneficio de este más que en el suyo propio.

Así que ya puedes decirle a tu madre que cuando alguien le pare por la calle y le pregunte qué es de tu vida y a qué te dedicas, le pueda decir en voz alta y clara

ES VENDEDOR

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: