UN VISTAZO A LA REALIDAD

Señor Ernesto “Vitaldent” Colman: Quién Te Ha Visto Y Quién Te Ve

Si has leído mi presentación, verás que soy protésico y regento una clínica y un laboratorio, y habrás leído que en el año 2009 tuvimos una crisis profunda en mis negocios por un problema con una marca nacional de clínicas.

Como la actualidad manda y la ocasión la pinta parda, voy a desgranar un poco esta truculenta historia porque si eres empresario o pretendes serlo, has de ser consciente de que el tiempo a cada uno lo pone en su sitio y a todo cerdo le llega su San Martín. Pero retrocedamos en el tiempo…

Corría el año mil novecientos noventa y pico cuando frente al laboratorio donde  trabajaba abrieron una clínica Vitaldent. El negocio como tal nos resultaba cuanto menos curioso. ¡¡Una franquicia dental¡¡

Todos los que llevábamos unos años en esto de los dientes pronosticamos un sonoro fracaso en su modelo de negocio. ¿quién va a ir a una clínica dental donde los dentistas son empleados, en locales a pie de calle y con aspecto de tienda de moda? Si la gente lo que quiere es ir al dentista de toda la vida, que le conoce, que siempre que vuelve está ahí etc…

¡¡Esto va a durar cuatro días¡¡¡.

Menos mal que los que comentábamos la jugada nos dedicamos a los dientes y no nos ha ido del todo mal, porque si llegamos a inclinarnos por la futurología, habríamos terminado como el bueno de Carpanta. Comiendo las ascuas de un afilador por llevarnos algo caliente a la boca.

La tal franquicia no es que no se hundiera sino que cada vez había más y a un ritmo de crecimiento que quitaba el hipo. Aquello que empezó como una broma de mal gusto para el colectivo dental, comenzaba a ganarse el respeto del gremio aunque sea sólo por el volumen de trabajo que manejaban y la cantidad de gente que empleaban.

 

El tiempo fue pasando y cada vez se iban conociendo más detalles de la empresa que empezaba a revolucionar el sector dental tal y como lo conocíamos hasta la fecha.

¿Y quién era el artífice de semejante brabuconada que desafió todo lo establecido con una fórmula tan simple como tratar las clínicas como empresa pura y dura, con sus cuentas de explotación, su márketing, su publicidad, tratando de acercar la salud bucal al pueblo llano con unos “supuestos” precios asequibles?

Pues un tal Ernesto Colman. Protésico (¡¡anda¡¡, como yo), Uruguayo, afincado en Argentina, que huyó a España en busca de una vida mejor. Llegó a Madrid con 1000 dólares en el bolsillo y joder la que está liando.

Los años iban pasando y ya empezábamos a conocer algunos compañeros de laboratorio que empezaban a hacer sus primeros pinitos con Vitaldent que, harto de tener muchísimos problemas con los trabajos de prótesis de su propio laboratorio, comenzó a externalizarlos, subcontratando los servicios de laboratorios externos.

En el año 2001 me fui del laboratorio, como cuento en mi presentación, nos establecimos por nuestra cuenta y estuvimos solos mi socia y yo hasta que en verano de 2004 se nos presenta la ocasión de trabajar para Vitaldent como laboratorio en nuestra zona.

Después de algunas reuniones y una vez conocido las bases y condiciones decidimos probar suerte. Total, no perdemos nada por probar.

¿por qué Vitaldent comienza a externalizar trabajos? porque el laboratorio que trabaja para sus clínicas (que es suyo también) tiene tal volumen que no lo puede absorber, contraten a quien contraten. Tenía un índice de repeticiones de trabajo que superaba el 60-70%. Esto quiere decir que de cada 10 trabajos que hacían, 7 volvían para atrás. Moría de éxito.

La solución pasa por externalizar. Las condiciones apriori son normales para cualquier contrato de arrendamiento de servicios.

Básicamente

  • Utilizar los materiales que ellos quieren. Son normales dentro de lo que hay en el mercado
  • Hacer los trabajos con un tiempo determinado por ellos
  • Disponibilidad para reuniones
  • Pagar un canon a la marca del 10% más iva sobre la facturación
  • Adquirir las maquinarias o sistemas que se precisen para realizar tratamientos que se ofrezcan nuevos en las clínicas.

Como se puede observar, nada fuera de lo normal. Ellos te mandan los trabajos y tú pones los medios necesarios para realizarlos. No existe la exclusividad, con lo cual, no nos influye para el resto de los clientes.

Esto que comenzó en 2004 con mi socia y yo, fue incrementándose en personal para absorber el volumen de trabajo que iba llegando. Hasta 12 personas llegamos a ser para realizar todo lo que teníamos de Vitaldent y del resto.

Con el paso del tiempo ibas viendo también el funcionamiento interno. Reuniones a nivel nacional para unificar criterios que al final de lo que se trataba era de qué máquina tenías que ir comprando para poder ofrecer nuevos tratamientos.

Pero esta maquinaria ya se encargaban ellos de decirte dónde comprarla y a qué precio. ¿y si ya la tenías? pues la volvías a comprar porque para sus trabajos tenías que adquirir una nueva.

Esto que al principio era la excepción, cada vez era más frecuente, con la consiguiente sangría.

En las reuniones de Madrid en el edificio Fiteni de Las Rozas, ese que sale ahora tanto en la tele lleno de Policías, siempre se dejaba caer Don Ernesto Colman. Una persona afable, enrrollado, protésico como nosotros, con las ideas claras. Un auténtico líder. Personalmente me caía bien porque era un hombre de empresa y además insistía mucho en el tema de que no nos dejáramos embaucar por los franquiciados que quisieran defraudar y que denunciáramos siempre este tipo de situaciones.

No hay que olvidar que los ingresos de la red provienen del canon sobre facturación, por lo tanto, si alguien no factura algo va en detrimento directo del porcentaje de canon con lo cual hay un interés en que todo sea legal. Y el Sr. Colman era el firme defensor de la facturación en A porque le iba parte de su negocio en ello.

En el año 2009 estábamos incluso estudiando la posibilidad de coger las riendas de alguna clínica que algún franquiciado hubiera dejado por algún motivo. Como por nuestra parte había un interés claro, tenían que pasarnos los datos económicos de las clínicas que nos interesaran para ver qué tal iba la gestión y nuestra sorpresa mayúscula llegaba al comprobar que de las 40 y tantas que tenía Don Ernesto (esas que llaman propias) ninguna daba beneficios.

Joder¿cómo puede ser esto? si estas que gestionan ellos dan pérdidas, sigue hablando así de la burra que ya verás tú como se la vas a vender a quien yo te diga. Y si las clínicas son deficitarias de dónde vienen los ingresos y los beneficios? Pues de exprimir la burra.

  • Franquiciar una clínica al principio costaba unos 240M euros. En su época dorada superaba los 500M.
  • Canon sobre facturación a a clínicas y laboratorios de entre un 10-12%
  • Todos los materiales se compran en un proveedor que religiosamente pagará otro canon.
  • Todos los servicios subcontratados para montaje, instalación, averías, publicidad y un largo etc, pasan por caja.
  • Compra de maquinarias en proveedor pactado y a precio acordado. Pasan por caja.
  • Cambios en la imagen corporativa. Hay que remodelar todo por fuera y por dentro, incluyendo equipos, aunque no sea necesario. A pasar por caja. ¿y si no lo necesitas o no quieres? Fuera
  • Las clínicas que se les quitan a los franquiciados por el motivo que fuere, se intentan revender de nuevo. El caso es no tener clínicas propias
  • Y un largo etc…

Nuestros asesores aquello no lo entendían y los datos económicos eran para echar a correr. En todo aquel barullo, la situación era la siguiente. Llevábamos el trabajo de laboratorio de 3 clínicas y tenían en mente pasarnos alguna más de nueva apertura, aparte de la posible adquisición por nuestra parte, con lo cual, a nosotros se nos empezaba a ir de las manos y además teníamos problemas con una clínica debido a que querían que facturáramos en B y nosotros nos negamos y denunciamos a la central de Vitaldent.

La cosa se empezaba a enrarecer. Don Ernesto en una reunión confesó que había querido vender su empresa a un fondo de capital riesgo pero la venta no se materializó por discrepancias en el precio.

En las reuniones, ya no era tan enrrollado sino que a la mínima que alguien mostrara una objeción , era fulminado. Daba igual que llevaras muchos años sirviendo a la causa, que tuvieras 30 empleados a los que tendrías que despedir. Allí imperaba el rezo: Business is business y aquí se hace lo que yo diga

Aquello ya no molaba como al principio. Los métodos empezaban a parecer propios de la mafia, o eso pensábamos. Claro que también hay que decir que uno no controla muy bien como se funciona en las grandes empresas. Lo mismo es lo normal, pero a nosotros no nos lo parecía y aquello de que cuando veas las barbas de tu vecino pelar pon las tuyas a remojar se nos presentaba delante con más frecuencia de la que quisiéramos.

Antes comenté que denunciamos una situación de acoso para facturar en B. La resolución por parte del Sr. Colman fue quitarnos la clínica. Fuimos el cornudo apaleado. No entendíamos nada

Nos quitaron la clínica mencionada, en medio de esa situación, no nos decidíamos por la compra y la teníamos prácticamente descartada (vitaldent quería además que compráramos dos. No nos decidíamos por una cuanto más por dos), nos quitan una nueva apertura que nos habían concedido para lo cual ya habíamos previsto contrataciones de personal (por una decisión personal de Colman), suspenden las ventas de clínicas de un día para otro y no había más que bulos por doquier sobre el futuro inmediato.

El ambiente que se respiraba era el de “las cosas ahora son así. Si te interesa bien, y si no ahí tienes la puerta”. Mi socia y yo ya empezábamos a plantearnos sobre la conveniencia de continuar con esta historia pero, ¿cómo das carpetazo así sin más con la cantidad de gastos y personal que tienes? Aunque sea por los empleados habrá que seguir peleando y, ahora, tragando.

Un día de junio de 2009, con una llamada de teléfono se terminó todo. Así, en frío. Por una decisión personal de Colman. “No contra nosotros de modo personal sino por un compromiso de él”.

Luego nos enteramos del compromiso, pero como forma parte de su vida privada yo aquí no lo expongo.

De nada sirvió las mil llamadas para buscar una explicación, las buenas palabras de las clínicas que trabajábamos. Aquello se iba por el agujero del retrete. Don Ernesto no se dignó ni en recibirnos para darnos una explicación. Nosotros al fin y al cabo éramos unos pringados.

Y así terminó todo. De la noche a la mañana, pasamos a ser otra de las víctimas que empezaban a engrosar su lista de cadáveres.

Desde esa fecha hasta la actualidad hemos seguido manteniendo contacto con compañeros de la red porque una de las cosas que fue buena de aquella época es que forjamos grandes amistades con otros compañeros de profesión.

Así nos enterábamos de cómo cada vez la cosa iba a peor. Cambios continuos en la dirección de la empresa, despidos fulminantes por motivos incoherentes, cada vez apretando más en todo. Los proveedores se convierten en la vaca que cada vez hay que ir estrujando más porque ya están pillados.

En mi presentación ya cuento cómo continúa nuestra historia.

El otro día cuando ví en las noticias la detención de Ernesto Colman y sus allegados, tuve una sensación de sentimientos encontrados.

Varios de los detenidos yo los tenía por buena gente por lo menos cuando tuvimos trato directo con ellos. Sobre el jefe, no lo voy a negar, te recorre un hormigueo de satisfacción en el cuerpo el ver cómo 6 años después ha sido la justicia las que pone las cartas sobre la mesa.

Por otro lado te da pena porque ves cómo algo que empieza bien, con ilusión y buenas ideas se acaba convirtiendo en la tumba del creador porque la avaricia no tiene límites, y cuando la moral se hace a un lado, lo que viene en sustitución no es bueno.

No voy a ser yo quién juzgue los delitos que se le imputan pero creo que a nivel de gestión de empresa hay varias lecciones que podemos aprender, que es de lo que tratamos en este blog.

  1. En los negocios hay que tener claro que el que la hace la paga y que cuanto más alto está el nivel donde opera tu empresa, el daño que se causa es proporcional.
  2. La avaricia rompe el saco. ¿qué necesidad tiene este hombre de haberse metido en el berenjenal que se metió si su negocio iba bien?
  3. El tiempo pone a cada uno en su sitio. Nosotros y otros muchos en su día nos vimos impotentes para luchar contra Goliath, pero el tiempo al final se ha encargado de hacer justicia, no sólo conmigo sino con todos los que quedaron dañados por el camino.
  4. Nunca hay que menospreciar a un adversario. Yo estoy convencido de que lo que está pasando surge de alguien que en el camino ha sido una víctima maltratada. La mayoría pasamos página y apechugamos con las consecuencias, con el sufrimiento que ello supuso. Alguno no se conformó con eso y dijo: Ahora te vas a enterar de lo que vale un peine. Y empezó a tirar de la manta.
  5. Hasta qué punto merece la pena andar trapicheando, en la cuerda floja, con el sueño interrumpido por si me cazan. Qué vida más estresante.
  6. Y esto se puede extrapolar a todos los ámbitos de la vida. La corrupción no tiene que ver con el cargo, ni con tu modelo de negocio, ni con tu profesión, sino con la persona

Creo que el listado podría ser infinito pero con este post simplemente he querido desahogar un sentimiento personal y hacerlo público porque cuando uno ve estas situaciones lo que piensa es que me están dando la razón en mi forma de pensar. En su día pensábamos, qué mierda de vida, qué mierda de justicia. Aquí lo que parece que hay que ser es un bandolero y así te va bien porque yendo de buenas y con la verdad por delante te sacuden hasta en el dni. El tiempo al final te da la razón y ves cómo aquellos que se tuercen tarde o temprano les pillan.

Yo sin embargo puedo dormir a pierna suelta porque estoy convencido de que es una verdad muy grande que

NO ES MÁS RICO QUIÉN MÁS TIENE SINO QUIEN MENOS NECESITA.

Ernesto, ¡¡quién te ha visto y quién te ve!!

P.D: si has llegado hasta aquí abajo, gracias por leer el tocho

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Señor Ernesto “Vitaldent” Colman: Quién Te Ha Visto Y Quién Te Ve”

  1. No puedo estar más de acuerdo con las conclusiones de tu artículo, sobretodo con la segunda. Pero, qué necesidad tenía!!??
    Poderoso caballero es don dinero.

    Me gusta

  2. Tambien como vemos q a los políticos ,a la gran mayoría no les pasa nada,al resto de mortales nos creemos q no nos van a pillar,,si hacemos lo mismo,,,,perooooo q equivocados estamos,,,sobre todo si te van bien los negocios….
    Al Colman le pudo la avaricia,, entre otras cosas,,,,y ya sabéis como sigue el dicho…

    Me gusta

  3. buenas, soy nuevo por este foro, vengo de la web de IEB.

    Acabo de leer tu sección “quien soy” y este post entero y me gustaría resaltar varios puntos:

    – Tu socia y tu sois unos héroes, los pequeños empresarios son la base de la economía de España y cada vez os encontráis con mas piedras en el camino, tanto políticas como de la sociedad (tener una empresa, dar trabajo a cuanto más gente mejor e intentar hacer crecer el negocio a base de sacrificio, horas de trabajo, falta de sueño y, algunas veces, ganar menos que tus empleados, está muy mal visto por la sociedad: “chupasangres” os suelen llamar… no comments.)
    Desde mi humilde persona: ole vosotros !!!!

    – Me he quedado de piedra, comentas que por 2009 ya empezaba el hombre a hacer apaños.
    Muchas veces pensamos que la justicia no actúa, pero esto no es así, lo que pasa es que es muy lenta, como aquí se ha dejado patente. Algo es algo.

    – Como vengo de la web que vengo, el tema de la diversificación en la inversión lo tengo grabado a fuego. Aquí parece que llegasteis a estar muy ligados a esta empresa y casi todos los ingresos os venían proveniente de ella.
    ¿En ningún momento previo a la trágica fecha del 2009 que os dejaron de mandar trabajos, os planteasteis no aceptar más volumen de trabajos de ellos e intentar crecer con otros clientes para diversificar ingresos?

    Enhorabuena por el blog.

    Saludos,
    jj

    Me gusta

    1. Hola JJ. Muchas gracias por tus palabras
      Dices que somos unos héroes !!!pedazo halago!!!. Para nada. Nos limitamos a intentar ser cumplidores con nuestra función, que sí que es verdad que no siempre se entiende ni se aprecia, pero cada uno en su puesto es importante. Sin empresarios no habría empresas pero sin trabajadores tampoco, y todos son importantes.

      Tener un negocio no es nada fácil y por eso cree esta web, para poner mi granito de arena y ayudar en lo que se pueda. Tengo claro que “cuanto mejores sean nuestras empresas, mejor sera nuestra sociedad”, y esto tiene que tener un equilibrio entre derechos y obligaciones por parte de todos, pero más importante es lo que haya dentro de cada uno. Las personas son las que hacen que los negocios sean lo que son, para bien y para mal.

      Esto es lo que quiero dejar claro respecto al señor Colman. El modelo de negocio en sí no era malo, fueron los gestores los que lo han convertido en lo que es. Hay mucha gente que trabaja en Vitaldent que van a sufrir las consecuencias de las malas decisiones de los de arriba, y ese daño es irreparable. Pagarán, como siempre, justos por pecadores porque yo creo que ahora mismo el daño causado a la marca no tiene forma de repararse.
      Y aprovecho para decir a todos los que están intentando hacer leña del árbol caído que a Vitaldent se le está juzgando por delitos fiscales, no por los tratamientos que realizan a sus pacientes. A mí me gustaría saber si todos los que ahora salen en la tele en representación del gremio odontologo si podrían aguantar en sus clínicas una inspección fiscal como la que le están haciendo ahora a Vitaldent.
      Tic,tac,tic,tac,tic,tac…corramos un tupido velo.

      Como vienes de la web invertirenbolsa.info me preguntas por la diversificación. Nosotros seguíamos trabajando para otros clientes lo que pasa que compensar el volumen de Vitaldent con clientes particulares suponía muchos clientes. Una clínica de Vitaldent podía facturar por cinco de las otras y no es fácil atender a tanto cliente diferente.
      Nosotros donde quisimos diversificar fue montando algún tipo de negocio distinto de lo dental, con alguna franquicia. Contactamos con algunas con vistas a abrir alguna tienda en centro comercial, pero todos los intentos fueron infructuosos porque no encontramos ninguna que nos encajara por un motivo u otro. A día de hoy seguimos dándole vueltas a lo de tener un negocio alternativo pero fuera del gremio dental.
      Espero JJ que te haya aclarado algo tus dudas y mi más sincero agradecimiento por tus palabras

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s